>BANCARIZACIÓN PARA MICROEMPRESAS Y PYMES

El vocero de la agrupación gremial señala que la banca nacional no ofrece una herramienta que permita la venta online desde un inicio del giro comercial, y propone instrumentos con doble beneficio de venta y colocación en el mercado.
La Cámara Chilena de Comercio Electrónico hizo un llamado a las autoridades de gobierno y del sector financiero nacional, para habilitar procesos que faciliten la bancarización de la micro, pequeña y mediana empresa, y no necesariamente asociado a la entrega de créditos bancarios, sino a crear una herramienta para todo emprendedor como medio para recibir pagos y hacer transferencias.
“Esperamos que se cree un producto bancario que responda a las necesidades reales del pequeño y mediano empresario y emprendedor”, explica Patricio Muñoz, Presidente Ejecutivo de la Cámara Chilena de Comercio Electrónico A.G. (CCCE). Y añade: “La pyme invierte gran parte de su día en sobrevivir y esto lo logra sólo con innovación, y el comercio electrónico les abre grandes y mejores oportunidades, pero para ello tanto el gobierno como la industria financiera deben habilitar mecanismos e instrumento funcionales y a su alcance”.
El vocero de CCCE señaló que una empresa que inicia su giro comercial con RUT y boletas, no tiene acceso a bancarizarse inmediatamente, ya que las instituciones piden a lo menos 6 IVA pagados y eso pone a la Pyme en una encrucijada, en que no puede pagar si no vende, a menos que lo haga como persona natural, con todas las desconfianzas que eso desencadena.
Las posibilidades, según Muñoz, son enormes si hubiera más instrumentos bancarios que por ejemplo permitieran a través de una cuenta corriente sin cheques o créditos asociados, poder recibir pagos online y pagar proveedores online, o crear tarjetas de crédito de prepago virtuales, lo que generaría mayor dinamismo en el comercio electrónico. A futuro, si bien para el vocero las tiendas físicas no desaparecerán, el comercio electrónico avanza a un ritmo veloz y gana usuarios a través de plataformas como dispositivos móviles, lo que promueve la continua innovación y versatilidad. Asimismo, para CCCE el comercio electrónico permite perfilar la conducta de todo cliente. “El cliente online es predecible y más fidelizable que aquél que entra a una tienda presencial y no deja rastro de su conducta de compra y preferencias, lo que abre grandes desafíos para los vendedores online y en especial para las Pymes”, asegura Muñoz.
La CCCE es una agrupación gremial sin fines de lucro, que ofrece a sus socios data y métricas, asesoría legal y financiera, y cuyo directorio está integrado por ingenieros de tecnología e Internet, abogados con amplia experiencia en registro de marca, propiedad intelectual y comercio electrónico, y estrategas en el posicionamiento de productos en Internet, generando una estructura organizacional con las competencias necesarias para proyectar principalmente el comercio electrónico de Pymes nacionales. Hoy representa y congrega a 150 portales de ciudades chilenas con comercio online.

Fuente: www.camaradecomercioelectronico.cl