>NUEVOS DESAFÍOS EN SEGUROS PARA 2do. SEM-2016

Los temas que deberán abordar las aseguradoras en la segunda parte del año
La llegada de extranjeros, los efectos de las nuevas tablas de mortalidad y una mejora en la rentablidad operacional son algunos de ellos.

Con las cifras que mostraron un inicio de año dispar para los distintos segmentos del negocio, la industria de seguros deberá enfrentar una serie de nuevos desafíos en la segunda parte de 2016 que está próxima a comenzar.

En el área de seguros de vida, que registró un muy positivo primer trimestre -con un incremento nominal del orden de 30% de la mano del fuerte dinamismo en rentas vitalicias-, lo más inmediato está dado por la aplicación a contar del 1 de julio de las nuevas tablas de mortalidad, que amplió las expectativas de vida de hombres y mujeres y que son necesarias para el cálculo de pensiones, así como para las provisiones técnicas de las compañías de seguros.

De acuerdo con el análisis de la clasificadora de riesgo Feller Rate, “las nuevas tablas actuariales a ser aplicadas desde julio de 2016 considerando la revisión de los factores de mejoramiento futuro de la sobrevivencia, generarán impacto en costos, y en la tasa de venta de la oferta de rentas vitalicias”.

Así, estima que para la segunda parte del año “se proyectan incrementos menos significativos en la producción anual, afectada también por la base de comparación”.

Otro elemento es la cuarta versión del llamado white paper del modelo de Capital Basado en Riesgo, la que, de acuerdo a Feller, junto a nuevas exigencias de cumplimiento corporativo están encaminadas a generar un marco de solvencia extremadamente sólido, pero también una fuerte presión sobre la gestión diaria de las administraciones”

Estructura competitiva. En seguros generales, el análisis de Feller puntualiza que la estructura competitiva continúa ajustándose, con la mayor participación de actores extranjeros. “Ello supone un año 2016 y siguientes pleno de desafíos competitivos y organizacionales”, indica.

Añade, eso sí, que la rentabilidad operacional sigue deficitaria, constituyendo el mayor desafío de la industria.

“Se espera que, como resultado de la etapa de consolidación del ingreso de partícipes globales y de reacomodo de las posiciones, el mercado marque una tendencia hacia mayor solidez de tarifas y condiciones de aseguramiento que tenga como consecuencia un mejor desempeño técnico” destaca Feller en su análisis.

En el primer trimestre del año, las primas directas y retenidas de seguros de garantías y créditos anotaron un 21% de incremento respecto a igual lapso del año previo.

En el período se produjo una importante reducción de la siniestralidad neta retenida localmente, pasando de 124% en 2015 a sólo un 55% en 2016. “No obstante, persisten algunas carteras de crédito con siniestralidad alta”, manifiesta Feller.

Añade que durante este año, las tarifas en este segmento debieran continuar fortaleciéndose, al igual que los resultados retenidos. “Con todo, los escenarios crediticios y comerciales internos y externos continúan volátiles, lo que podría suponer un aumento del riesgo para el sector”, puntualizó.

Fuente: Pulso (14/06/2016)