HUAWEI: “CHILE PODRÍA CONVERTIRSE EN UN HUB REGIONAL DE CONECTIVIDAD”

Huawei: “Chile podría convertirse en un hub regional de conectividad”
Empresa construirá tramo submarino de la FOA y compromete demorarse menos de los 26 meses fijados por el gobierno en la licitación.

La tarea no se ve fácil, dice Marcelo Pino, director de Asuntos Públicos de Huawei Chile, respecto de lo que será la instalación del tramo submarino del proyecto de Fibra Óptica Austral (FOA), que conectará Puerto Montt con Punta Arenas, concurso que fue adjudicado a la nacional CTR, la que a su vez encomendó a Huawei Marine hacer las obras.

La dificultad estará dada no solo por los 3.000 kilómetros que tiene la ruta, sino porque se trabajará en profundidades que pueden superar los 4.000 metros y se hará, en parte, durante las temporadas de otoño e invierno de 2018 y 2019, que en el sur siempre son difíciles.

Pino dice que para la gigante china “este es un proyecto emblemático, porque es la fibra óptima más austral que se construye en el mundo”. Por eso -agrega- están interesados en demostrar que valía la pena impulsar la iniciativa -que implicará un desembolso cercano a los US$ 100 millones para el Estado- y la mejor manera de hacerlo es teniéndola lista en 24 meses, al menos dos antes de lo fijado por contrato.

Los próximos pasos del proyecto es que llegue un barco especial de Huawei Marine para inspeccionar la zona por donde pasará el tendido, lo que determinará la ruta definitiva y las características que tendrá el cable. Esto debería estar listo hacia octubre de 2018, momento en que fabricarán el conductor -con capacidad para transmitir datos por 16 terabytes- y que comenzarán a instalar el primer trimestre de 2019.

Pino cree que la Fibra Óptica Austral puede abrir las puertas para que el sur de Chile, específicamente Punta Arenas, pueda convertirse en un hub de conectividad y transmisión de datos en el continente, lo que traería beneficios de corte estratégico y geopolítico.

Esto se podría dar si además se impulsa el proyecto para instalar una fibra óptica entre Chile y China, iniciativa de la que ellos hicieron un estudio de prefactibilidad que demuestra que es posible, lo que implicaría inversiones por US$ 600 millones para unir una distancia de 20.000 kilómetros.

“Esto sería lo mismo que construir un Puente Chacao. Esto es perfectamente posible, ya han habido acercamientos a nivel político entre ambos países, en un contexto donde Chile está interesado en conectarse con Asia. Técnicamente es posible y hay más de una ruta”, dice.

Agrega que si Punta Arenas se convirtiera en este hub, competiría por llevar los datos que hoy solo tienen salida por el norte de América, potenciando la ciudad donde, por ejemplo, ya funciona una base satelital que actualmente tiene que transmitir sus datos por Argentina.

Fuente: Diario Financiero (10/11/2017)

SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B