COBRE Y MEJORA EN LA CONFIANZA, LOS PRINCIPALES MOTORES QUE IMPULSARÁN LA ECONOMÍA EN EL 2018.

Los economistas manifestaron visiones optimistas para el futuro de la actividad chilena. Para el próximo año anticipan que el PIB podría alcanzar el 3% según el promedio de sus proyecciones, aunque las más optimistas llegan a 3,5%. Asimismo, esperan una recuperación importante para la inversión.

Tras casi cuatro años de un magro desempeño de la economía del país, todo pareciera apuntar a que el bajo crecimiento habría tocado piso este año e iniciaría el camino hacia una recuperación sostenida. Un aumento del precio del cobre, más un escenario externo más favorable, junto con un repunte de los indicadores de confianza y de la inversión serían parte de los factores que impulsarán el dinamismo de la actividad.

Bajo esta perspectiva, el mercado está optimista y pronostica que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá 3% el siguiente año, aunque los más optimistas llegan a 3,5%.

Pero, ¿cuáles serán los principales impulsores de la economía para 2018? En primer lugar, el factor predominante será el precio del cobre. Y es que gran parte de los economistas consultados por PULSO coincidieron con que mejores condiciones a nivel global están apoyando el alza del mineral rojo.

Sólo en lo que va del año, la cotización del precio del cobre ha subido más de un 22% y los analistas prevén que para el próximo año continuará este incremento. De esta forma, esperan que el mineral se ubique en un rango entre US$2,85 y US$3,0 la libra en 2018.

Para Cristóbal Gamboni, economista de BBVA, la minería “mostrará un crecimiento importante, estimulado por un mayor precio del cobre”. En tanto, Guillermo Le Fort, socio y economista de Le Fort Economía y Finanzas, también indicó que el crecimiento se acelerará “por un alza de las exportaciones, particularmente del cobre”.

Asimismo, Eugenio Rivera, economista de Chile 21, subrayó que se registrará “un crecimiento importante de las exportaciones y una expansión de la inversión en infraestructura, minería y energía”.

Otro de los elementos que el próximo año ayudarán a revitalizar la economía chilena son las mejores perspectivas que hay para el crecimiento del mundo. En este punto, el economista jefe de Security, Felipe Jaque, precisó que la consolidación del favorable entorno internacional, “impactará de manera importante a la demanda interna a través de su efecto sobre términos de intercambio, tipo de cambio e inversión”.

Asimismo, Sebastián Senzacqua de Bice Inversiones, rescató que se observan positivos factores a nivel mundial, donde resaltó la recuperación en el crecimiento de los socios comerciales de Chile y el aumento del valor de las materias primas. De igual forma, Benjamín Sierra, economista de Scotiabank, acotó que uno de los principales motores para la economía el próximo año provendrá de “la consolidación de condiciones externas favorables como un mejor precio del cobre y un menor riesgo desde China”.

Scan-inteligencia-de-mercado-clientes-incognitos-estudios-de-mercado-inteligencia-competitiva-calidad-de-servicio-b2b