PRINCIPALES RETAILERS DEL PAÍS REGISTRAN UN AUMENTO DE 9,5% EN SUS COSTOS DE DISTRIBUCIÓN

El incremento de la participación del e-commerce y crecimiento del valor de la mano de obra asociada a este ítem son las razones que explican el alza.

Isidora Barberis A.
Pese a que el comercio electrónico tiene una tasa de participación baja en nuestro país (entre 3% y 4%), este mecanismo de compra ya está generando efectos en las firmas del retail a nivel local. Esto, porque las ocho principales compañías del sector mostraron en promedio un crecimiento anual de 9,5% en sus costos de distribución durante el primer trimestre de este año, según los reportes de las firmas enviados a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

Tricot -empresa ligada a la familia Pollak Ben-David- experimentó un aumento de 24,9% en sus costos de distribución, llegando a $919 millones. Mientras, la firma vinculada al empresario Horst Paulmann, Cencosud, pasó de registrar $6.438 millones en los primeros tres meses de 2017, a $7.856 millones en igual período de este año.

Una situación similar experimentaron los retailers Hites, Grupo Falabella y Forus, que registraron avances de 17%, 7,9%, y 5,3%, respectivamente, en dichos costos a marzo de 2018, respecto del mismo lapso del ejercicio anterior.

El gerente general de Integration Consulting en Chile, Diego Artigas, indica que si bien hay que analizar caso a caso, porque los criterios de asignación de costos de las compañías no siempre son iguales, lo anterior se debe a nivel general, principalmente por dos factores: el aumento de la participación del e-commerce y al alza en valores de los ítems que conforman los costos de distribución tradicional.

“La distribución puerta a puerta típica de e-commerce tiene costos mucho más altos que la entrega del producto en la tienda. Esto se debe a que las economías logísticas que se logran al consolidar productos para enviar a un único destino (tienda) son enormes. El costo de enviar un producto a domicilio puede ser hasta entre dos y diez veces más caro dependiendo del producto”, afirma Artigas. Añade que “el costo de mano de obra en las labores asociadas a la distribución de productos ha subido de forma importante en el último tiempo. Grueros, pickeadores, conductores, ayudantes, pionetas, han experimentado aumentos importantes en sus ingresos al mismo tiempo que las empresas tienen dificultades para encontrar trabajadores para ocupar estos puestos”.

Excepciones y proyecciones

No obstante lo anterior, también hubo excepciones. Ripley Corp -compañía ligada a las familias Calderón Volochinsky y Calderón Kohon-, AD Retail -matriz de las cadenas Abcdin y Dijon- y La Polar -firma ligada a Leonidas Vial y Anselmo Palma-, por ejemplo, registraron costos de distribución por $1.494 millones, $1.034 millones y $388 millones, respectivamente en el período enero-marzo de este año. Estas cifras representan una caída de 8%, 6,7% y 1,5%, de forma correspondiente, en comparación con sus costos en el mencionado ítem en el primer trimestre de 2017.

En cuanto a las perspectivas, Diego Artigas señala que se “debiese mantener una tendencia al alza dado que los factores que empujan su crecimiento siguen estando presentes”.

Fuente: El Mercurio (20/07/2018)

SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B