EL MAYOR SIMULADOR DE SISMOS LLEGARÁ A LA UNIVERSIDAD DE SANTIAGO PARA MEJORAR LA NORMATIVA DE CONSTRUCCIÓN

La estructura que consiste en una mesa de acero de tres metros de largo, tres de ancho y dos de alto será capaz de soportar hasta 15 toneladas para estudiar el impacto en estructuras de hormigón, madera y acero.

Tras el terremoto registrado en Chile en 1985 se comenzó con una estricta regulación en materia de construcción para el país con la intención de fortalecer las estructuras, normativa que fue actualizada en múltiples ocasiones, siendo la última tras el 27F. Ahora, la Universidad de Santiago trabaja en traer el mayor simulador sísmico al país para continuar en esta línea.

Un equipo encabezado por el doctor Erick Saavedra, académico del Departamento de Ingeniería en Obras Civiles de la casa de estudios en Santiago, trabaja en la puesta en marcha de este proyecto que consiste en una mesa de acero de tres metros de largo, tres de ancho y dos de alto que debe ser instalada sobre una base de hormigón de 10 metros de largo, 10 de ancho y tres de alto.

“Que sea la más grande nos permitirá realizar ensayos experimentales a una escala mayor”, comenta el profesor, agregando que de esta forma se podrá “reproducir o simular el efecto sobre grandes edificaciones y proponer nuevos e innovadores sistemas constructivos”.

La construcción en Chile es un ejemplo para muchos países sísmicos en todo el mundo, esto porque si bien algunas estructuras han caído con los fuertes movimientos telúricos que se registran en el país, la fortaleza de las edificaciones ha permitido que las víctimas a causa de estas catástrofes sea menor que en otras naciones que enfrentan situaciones similares.

Actualmente los científicos se encuentran trabajando en la construcción del soporte, para lo que “estamos gestionando permisos municipales y la licitación. La idea es que podamos generar colaboración con otras instituciones del país. Es un proyecto bastante interesante, nos implica desafíos y nos está posicionando a un muy buen nivel internacional”.

El costo de la mesa cuadrada fue de $500 millones, cifra lograda gracias a tres proyectos potenciados con Conicyt, pero aún se necesita apoyo para continuar con la iniciativa.

El equipo, que también está conformado por los doctores Sergio Yáñez, Juan Carlos Pina y Carlos Guzmán, trabaja para mejorar las condiciones y regulaciones necesarias para construir viviendas y edificios en general en el país, con miras a una estructura con mayores fortalezas y que le permita al país enfrentar estos desastres naturales de mejor manera.

La iniciativa también cuenta con bombas hidráulicas que tienen una capacidad de 100 caballos de fuerza y les darán movimiento a los tres pistones del equipo a través de presión y aceite. Según detalla el profesor Saavedra, se estima que la estructura completa pese 10 toneladas y soporte estructuras de más de 15. Con esto se podrán soportar movimientos veloces y fuertes, puntualiza.

Fuente: El Mercurio (EMOL) (16/08/2018)

SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B