GANAR TIEMPO: LA APUESTA DE WALMART TRAS LA COMPRA DE CORNERSHOP

“Nuestra prioridad es ganar en la entrega ‘on demand’ y nuestra infraestructura nos posiciona para liderar este negocio”, dice Guilherme Loureiro, presidente de Walmart de México y Centroamérica.

Ganar tiempo. Esa es la apuesta de Walmart tras la adquisición de Cornershop, la exitosa aplicación que permite realizar compras a través del celular en Chile y México y por la que pagará US$ 225 millones.

La empresa fundada por Sam Walton en 1962, se dedicó por décadas a abrir grandes salas de supermercado. Pero hoy en día, Walmart tiene poco espacio para seguir abriendo tiendas en los países en donde está presente, como EEUU, México y Chile.

Así es como una compañía que estaba poco acostumbrada a realizar grandes compras de empresas, ahora está gastando miles de millones de dólares en pocos meses para tomar nuevas posiciones, en particular en el comercio online, en donde compite con un monstruo que creció en poco años: Amazon.

En India, la firma ligada a la familia Walton compró el 77% de la empresa de comercio electrónico Flipkart en US$ 16 mil millones, selló alianzas estratégicas con Rakuten en Japón, y con Dada-JD Daojia en China, y la semana pasada anunció la compra de Cornershop. Todo en menos de 18 meses y con el objetivo de no ceder espacio a su nuevo competidor. La prueba y error no está en los planes. Por eso, los fundadores de Cornershop se mantendrán a la cabeza de la empresa.

Aunque Walmart tenía la capacidad de desarrollar un modelo como el de Cornershop, la fuerte competencia llevó a invertir en algo que ya funciona. Porque la idea de Cornershop no es nueva. En 2012, los emprendedores Apporva Mehta y Brandon Leonardo lanzaron la empresa Instacart en San Francisco, EEUU. Hoy, la compañía está valorada en unos US$ 4.200 millones.

Frente a este éxito, es entendible que Walmart desembolse poco más de US$ 200 millones en Cornershop, gracias al potencial que tiene de crecimiento no sólo en Chile y México, donde ya está presente, sino en nuevos mercados en América Latina.

Todo es parte del plan de Walmart de ofrecer todas las alternativas disponibles a sus clientes. “Nuestra prioridad es ganar en la entrega ‘on demand‘ y nuestra infraestructura nos posiciona para liderar este negocio”, dijo Guilherme Loureiro, presidente de Walmart de México y Centroamérica, en conferencia con analistas tras anunciar la compra de Cornershop.

“Nuestro objetivo es poner a disposición de nuestros clientes los miles de artículos que ofrecemos en nuestras tiendas con entrega el mismo día. En este sentido, la adquisición de Cornershop es fundamental, pues nos ayudará a mejorar significativamente el servicio on demand, permitiéndonos llegar a nuestros clientes de manera más rápida y eficiente, especialmente en las áreas urbanas”, añadió el directivo.

Loureiro reconoció que el negocio ha evolucionado rápidamente, frente a lo cual han lanzado diversas estrategias para captar nuevos clientes, como quioscos de catálogo ampliado y compra a través de internet y recogida en tiendas. “Estamos comprometidos a seguir ganando en este negocio. La tienda de comestibles en línea nos permite aprovechar nuestros mayores activos: nuestras tiendas y nuestra red logística; nos ayuda a construir lealtad y aumentar la frecuencia de compra”, explicó Loureiro.

Según detalló, Walmart está desarrollando un modelo de negocio omnicanal que beneficia a clientes y accionistas y que se basa en tres plataformas: servicio on demand, que permite aumentar la frecuencia de compra mientras se aprovechan los activos que son los supermercados; tener ubicaciones estratégicas, lo que permite brindar un mejor servicio y, al mismo tiempo, mejorar la rentabilidad de las salas de supermercados, y expandir el alcance de la compañía a más clientes a través de un surtido diferenciado.

“Nos estamos moviendo rápido, pero todavía hay mucho trabajo por hacer. Constantemente buscamos formas de mejorar nuestra productividad y experiencia de compra, y la adquisición de Cornershop acelera nuestro progreso a través de estas prioridades”, destacó Loureiro.

Las ventas globales de Walmart superan los US$ 500 mil millones al año; es la supermercadista más grande del mundo con 11.700 tiendas bajo 65 marcas en 28 países.

Archirrival

Mientras Walmart ataca el mercado online, su rival Amazon (líder en las ventas a través de internet) apuesta por aumentar su presencia física luego de comprar la cadena Whole Foods en 2016.

Según un reporte de Bloomberg, la compañía está considerando un plan para abrir hasta 3.000 nuevas tiendas sin caja de AmazonGo en los próximos años.

Los planes de Amazon para sus supermercados Go hablan de instalarse principalmente en grandes núcleos urbanos, para hacer frente a tiendas como 7-Eleven y a cadenas de comida rápida como Subway.

La apuesta es agresiva y costosa. El primer Amazon Go de Seattle costó un millón de dólares solo en hardware y se calcula que cada establecimiento suma una inversión cercana a los US$ 3 millones a US$ 4 millones.

Por eso mismo, Amazon estaría pensando cómo formular sus Amazon Go: pueden ser solo supermercados de conveniencia (como la tienda original) o establecimientos de comida rápida con una selección de ensaladas, sandwiches y bebidas (como ocurre con las otras dos tiendas abiertas en Seattle).

Hasta ahora solo hay cuatro Amazon Go. Tres de ellos están en Seattle y el otro abrió recientemente en Chicago. Hay proyectos ya en marcha para expandir el modelo a otras grandes ciudades, como San Francisco o Nueva York. En total, podría terminar 2018 con diez establecimientos. Para principios de 2019, se espera que ya haya 50.

Fuente: Diario Financiero (20/09/2018)

SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B