HAY ESPACIO PARA EL INGRESO DE MÁS AEROLÍNEAS. TRÁFICO AÉREO PODRÍA SUPERAR LOS 33 MILLONES DE PASAJEROS A 2022

La cantidad de personas transportadas podría duplicarse antes de los próximos ocho años. Además, la exautoridad ve necesario el desarrollo de aeropuertos low cost , como Torquemada y otros destinos.  

Más de nueve años pasaron desde que la expresidenta Michelle Bachelet nombró al abogado Jaime Binder como secretario general de la Junta de Aeronáutica Civil (JAC). Su gestión al frente de la entidad acaba de finalizar la semana pasada y desde el próximo año ejercerá la secretaría general de la Comisión Latinoamericana de Aviación Civil (CLAC), con sede en Perú, encargada de promover la discusión de políticas aeronáuticas comunes en la región.

En entrevista con “El Mercurio”, la exautoridad definió como una verdadera “revolución” la transformación que ha tenido el mercado aéreo local gracias a la política de cielos abiertos que adoptó el país en 1979. “En 2009 viajaban por avión 9,7 millones de personas, mientras que el año pasado lo hicieron 22,3 millones de pasajeros, lo que revela un crecimiento de 2,3 veces”, destacó. Binder prevé que este año termine con un tráfico aéreo de 24 millones de personas, contando vuelos nacionales e internacionales. “En 2009 había 0,6 vuelos por habitante y hoy estamos en 1,3 vuelos por persona. Estimo que a 2022 podríamos tener 33 millones de pasajeros, por lo que el indicador llegaría a 1,8 vuelos per cápita. Y creo que podemos duplicar el tráfico aéreo antes de ocho años, lo que significa que vamos a superar los 40 millones de pasajeros”, sostuvo.

El próximo secretario general de CLAC destacó que con el ingreso de firmas de bajo costo a Chile “se ha generado tanta competencia que han bajado los precios en más de un 30%, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), y ya existe competencia en varias rutas con buses interurbanos”, sostuvo el abogado. A su vez, señaló que esto tiene dos efectos virtuosos: mover la economía y descentralizar el país, considerando la apertura de rutas interregionales.

En cuanto a las consecuencias que este nuevo escenario pueda traer a la industria, Binder prevé que “las aerolíneas tradicionales van a ser ‘cortadoras de sus costos’ para mantener precios competitivos y las low cost van a continuar con su modelo. Esto desembocará en una convergencia en el mercado”.

Más firmas en Chile

Consultado Binder sobre la eventual entrada de nuevas aerolíneas, sostuvo que en el mercado aéreo internacional hay espacio en la medida que haya quintas libertades, es decir, que las aerolíneas toquen un tercer país, como Brasil, debido al menor tamaño del mercado chileno. “Hay espacio para nuevos destinos internacionales, tanto para aerolíneas tradicionales como para low cost , como puede ser Norwegian o como es el caso de Level, que entra en marzo”, manifestó Binder. También señaló que en el mercado doméstico, pese a ser competitivo, también hay espacio para el ingreso de una nueva firma debido al efecto que ha tenido la caída de precios.

En relación con el desarrollo aeroportuario en regiones a causa del mayor flujo, dijo que “por el cambio de paradigma y el fenómeno low cost, hay muchas ciudades que hoy se hacen interesantes y en el pasado reciente no lo eran”. Así, sostuvo que en materia de infraestructura se deben desarrollar aeropuertos low cost . “Un ejemplo es lo que se puede realizar en Torquemada, y esto podría implicar tener, incluso, un aeródromo para low cost de carácter internacional. Ese es un proyecto a desarrollar”, manifestó Binder. También dio como ejemplos a Puerto Natales y Pucón, pero puntualizó que “también hay otras ciudades intermedias que tienen aeródromos y que podrían utilizarse, incluso, con transporte transfronterizo”.

Acuerdos comerciales

Consultado sobre los acuerdos comerciales entre aerolíneas (JBA, por sus siglas en inglés) suscritos por Latam con American Airlines e IAG (British Airways e Iberia), el exjefe de la JAC afirmó que “al existir recursos pendientes hay que esperar a que los tribunales de justicia se pronuncien”.

Sin perjuicio de esto, estimó, en términos generales, que “dado el cambio de paradigma y el ingreso del modelo low cost -tanto en viajes de corto y largo recorrido- cada vez que se produzca un aumento de precios en una ruta va a haber presión competitiva de otros actores que van a ingresar a ella”.

Así, manifestó que “si, por cualquier razón, existiera un aumento de precios en una ruta como Santiago-Madrid, no tengo ninguna duda que compañías aéreas low cost como Norwegian y otras de largo recorrido empezarían a explorar esta ruta a efectos de competir, porque se encontrarían con un nicho de mercado importante”. Añadió que “lo mismo ocurriría si, por cualquier razón, suben los precios en una ruta como Santiago-Miami”.

“Si, por cualquier razón, existiera un aumento de precios en una ruta como Santiago-Madrid, no tengo ninguna duda de que compañías aéreas low cost (…) empezarían a explorar esta ruta a efectos de competir”.

Fuente: El Mercurio (03/12/2018)

SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B