VIÑAS PROYECTAN CRECER 6% EN 2019 EN EXPORTACIONES A US$ 2.100 MILLONES

Incremento del precio promedio de los envíos en niveles de 3,5% el año pasado, compensó la leve disminución en volumen.

Si bien el balance de las exportaciones de vino de 2018 todavía tiene pendiente afinar las cifras definitivas del desempeño en los mercados internacionales en los meses de noviembre y diciembre, la industria ya tiene claras las estimaciones del cierre de este ejercicio, con un monto en torno a los US$ 2.000 millones. Y pese a que este monto es similar en magnitud al registrado en 2017, tiene una composición que es vista con optimismo por el sector: un incremento del precio promedio en niveles de 3,5% que permitió compensar una leve disminución en términos de volumen en la misma comparación.

Por esta razón, las viñas miran con optimismo su desempeño para este año, ya que de mantener esta tendencia estructural en sus exportaciones, proyectan un incremento de 6% en sus ventas en el exterior a niveles de US$ 2.100 millones.

“Estamos hablando de un crecimiento de alrededor de un 6%, en una tendencia que está más orientada al aumento en los precios, que nos gustaría incrementar en un mínimo de 4%, junto a un alza en niveles de 2% en volumen en 2019”, indica el presidente de Vinos de Chile, Mario Pablo Silva.

Luego de un período en el cual los precios del vino embotellado se mantuvieron estables, el año pasado cerró con un valor promedio de US$ 29 por caja, con un incremento de 3,8% respecto de 2017. En este marco, los vinos de mayor calidad mostraron una evolución más positiva: el segmento de productos por sobre los US$ 40 la caja tuvo el mejor comportamiento en términos de valor, con un incremento de 8% en doce meses. “Esto es clave, porque están creciendo los vinos de más alto precio, de más de US$ 40 la caja, que es donde estamos poniendo el foco. Es una señal positiva que, a un año y medio de la implementación de nuestra estrategia al 2025, se haya plasmado en las viñas una conciencia general de que tenemos que vender productos de alta calidad, ya que Chile necesita que sus crecimientos a mediano y largo plazo sean en vinos más caros”, indicó.

Al respecto, destacó que lograr estos objetivos es fundamental para los planes de inversión, así como enfrentar los mayores costos en energía, mano de obra y la transformación en una industria sustentable.

Junto con destacar el mejor desempeño en Estados Unidos, Reino Unido y Brasil, destacó los crecimientos de precios registrados en los mercados de China, Canadá, Corea del Sur, México y Holanda. “Inglaterra venía con niveles de US$ 22 la caja, pero se ha ido recuperando el último año”, explicó.

En relación a la próxima cosecha, Silva señaló que “hasta ahora, no hay inconvenientes que llamen la atención en términos de baja en la producción o pérdidas por lluvias o heladas; hasta el minuto vemos una cosecha que viene normal y esperamos que siga así”.

Las claves en China y Brasil
¿Cuáles son las perspectivas para los vinos chilenos en China?

-Chile tuvo un gran crecimiento en el mercado chino, donde ha tenido una permanente presencia y hemos hecho un excelente trabajo. Hoy vemos una gran competencia de Australia, que está empujando fuerte, y vienen otros países también, pero creemos que nosotros hemos avanzado fuerte con una relación precio y calidad extraordinaria en ese mercado.

¿Qué expectativa tiene respecto de los efectos de la guerra comercial China-EEUU?

-Tenemos una posición expectante en China a pesar de los problemas con Estados Unidos y de las barreras comerciales, que no nos gustan. El gobierno chino está incentivando el consumo de vino, por lo que se espera que exista un consumo total de alrededor de los 3 mil millones de litros al 2022. Y si este crecimiento se da, China pasará a Estados Unidos como el mayor mercado de vino en el mundo, con un incremento de 6% anual en los próximos 5 años. Además, los chinos tienen un gran conocimiento del mercado chileno, hay varias empresas produciendo vino acá, por lo que hay un gran potencial de crecimiento.

¿Cuáles son sus proyecciones en el caso de Brasil?

–Creo que el consumo de vino brasilero va a seguir aumentando, a pesar que han entrado más competidores al mercado. En un minuto, una de cada dos botellas que entraban a Brasil era chilena, hoy es un poco menos, pero seguimos manteniendo una participación entre 42% y 43%. De lo que tenemos que preocuparnos ahora es de no tratar de comernos la misma torta y tenemos la misión de agrandarla para poder seguir manteniendo una participación importante y seguir creciendo.

Fuente: Diario Financiero (07/01/2019)

SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B