CLÍNICAS DE EX EMPRESAS MASVIDA INICIAN PLAN BAJO SU NUEVA MARCA

Empresa invertirá hasta US$ 15 millones en tres años en su red en Concepción, Puerto Montt, Chillán y Calama, además de evaluar futuras expansiones.

¿Qué es la inteligencia de mercado?  – Diseña tu propio estudio – Cotiza tu estudio

A casi un año de la toma de control de las clínicas de Empresas Masvida, las sociedades Valmar y Madesal –grupos empresariales del Biobío ligados a las familias Imschenetzky y Sáenz, respectivamente–, dieron por cumplida la reestructuración de esta red ubicada en Concepción, Puerto Montt, Chillán y Calama, dando vuelta la página a la crisis que afectó a sus anteriores administradores en 2017.

Tras cerrar 2018 con cifras azules y consolidar esa tendencia en los primeros cuatro meses de este año con crecimientos de dos dígitos en ingresos y ganancias, estos centros de salud agrupados en Inversiones Renacer SPA operan desde ahora con una nueva marca: Andes Salud.

“En una primera etapa, nos propusimos reestructurar y ordenar la red y darle estabilidad financiera. En este corto tiempo pudimos dar vuelta los números en forma significativa, y hoy estas clínicas van a estar entre las de mayor rendimiento comparado en Chile. Nadie sospechó que este proceso iba a ser tan rápido, y los dueños están muy satisfechos”, dice el gerente general, Gonzalo Grebe.

En paralelo a las eficiencias logradas en gestión y reducción de costos, el ejecutivo detalla que se enfocaron en asegurar los estándares de atención y servicio a los pacientes “corrigiendo las brechas de inversión producto de la crisis económica de los últimos años a través de mantenciones y renovaciones de equipos, concentradas en los pabellones y dispositivos como torres laparoscópicas”.

Además, el grupo puso en marcha un conjunto de proyectos para dar un salto en desarrollo. En diciembre, lanzó el Centro de Cirugía Robótica en la Clínica Universitaria de Concepción, el primero en su tipo fuera de la capital encabezado por el Dr. Octavio Castillo, quien lideró la tecnología del robot DaVinci para intervenciones mínimamente invasivas en el país.

“Estamos haciendo entre 6 y 8 cirugías mensuales, y hemos tenido pacientes de Santiago porque nuestra oferta es mucho más competitiva en términos económicos y nuestro robot es el más moderno, lo que tiene el simbolismo de generar en regiones algo que era una especie de monopolio de Santiago”, enfatiza.

Andes Salud también está potenciando los distintos servicios de urgencia con acciones como un puente terrestre entre las clínicas de Chillán y Concepción gracias a un acuerdo con la Unidad Coronaria Móvil, y en el área de comercialización implementó un seguro catastrófico con Metlife.

Con resultados generales como aumentos de 15% en los pacientes en pabellón y de 11% en consultas, Grebe afirma que estos avances han dado respuesta a “uno de los grandes desafíos en regiones, cuya población debe resolver un porcentaje muy importante de sus problemas de salud en Santiago ante una oferta insuficiente”.

Plan a tres años

Además de una inyección de recursos en régimen por US$ 3 millones anuales en mantenimiento, Andes Salud definió un plan de inversiones de entre US$ 12 millones y US$ 15 millones en tres años.

Grebe detalla que los principales objetivos serán duplicar la capacidad de hospitalización de la Clínica Universitaria de Concepción –aumentando de 80 a 150 camas– y la renovación del equipamiento en radiología, para lo cual están licitando esa infraestructura.

“Si se dispone una oferta de calidad, la gente de regiones va a preferir resolver su problemas en el lugar donde vive. Por eso es que tras reestructurar la red de clínicas para proyectar su crecimiento, nuestros planes se han ido acelerando y hoy estamos buscando oportunidades para acelerar nuestro plan de expansión”, anticipa Grebe.

Ingresos crecen a dos dígitos en 2019

Luego de la crisis de la anterior administración de Empresas Masvida –encabezada en la presidencia por el dr. Claudio Santander– a principios de 2017, con las quiebras de su isapre y de la clínica Las Lilas, los restantes activos de esa sociedad conformados por sus cuatro centros en Concepción, Puerto Montt, Calama y Chillán, más la participación minoritaria en Isamédica, fueron objeto de un plan de salvamento que comenzó a materializarse a principios del año siguiente al sellar un acuerdo con el nuevo socio estratégico, formado por los grupos Valmar y Madesal, dueños desde entonces del 51% de Inversiones Renacer SPA.

Esta nueva sociedad controladora se constituyó con un aumento de capital de $ 7.500 millones que se destinó a sanear las clínicas y a comprar el ex edificio del Diario El Sur. Así, mientras la empresa tuvo ventas por $ 61.294 millones en 2017 y pérdida por $ 4.606 millones, en 2018 los ingresos subieron en 5% a $ 64.606 millones logrando utilidades por $ 3.143 millones y un Ebitda que subió 200% a $ 7.850 millones gracias a la reducción de los gastos de administración y los costos financieros.

A partir del balance de los primeros cuatro meses de este año, marcado por un crecimiento de 12% en los ingresos y de 36% en el Ebitda, Grebe indica que la sociedad proyecta subir sus ventas al cierre de 2019 a niveles de $ 70 mil millones, con una utilidad consolidada superior a $ 4.000 millones y un Ebitda superior a $ 10 mil millones.

Fuente: Diario Financiero (10/06/2019)
SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B