CÓMO CAMBIÓ EL CONSUMO DE BEBESTIBLES EN CHILE EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS

Mientras aguas y cervezas subieron la ingesta per cápita, las gaseosas perdieron terreno, en línea con el creciente interés por estilos de vida más saludables. Las empresas del sector afinan sus estrategias para aumentar las ocasiones de consumo y apuntan al desarrollo multicategoría, ya sea a través de compras o alianzas.

¿Qué es la inteligencia de mercado?  – Diseña tu propio estudio – Cotiza tu estudio

Las preferencias de los consumidores por el segmento de bebestibles han cambiado en los últimos 10 años. Así lo revela la presentación de resultados del segundo trimestre de CCU, en la que se detalla el comportamiento que las principales categorías de productos tuvieron en 2018.

Uno de los datos que llama la atención es el crecimiento de la categoría aguas envasadas, que incluye las variedades saborizadas y mejoradas (con adición de vitaminas o electrolitos, por ejemplo), entre otras. La ingesta de este tipo de productos alcanzó los 38 litros per cápita en 2018, de acuerdo con estimaciones propias de CCU y datos del Global Forecast Beverage, citado en el documento.

Este resultado contrasta positivamente con el reportado en la misma presentación, pero del segundo trimestre de 2009 (con datos a 2008), en la que el consumo de agua llegaba a los 18 litros por persona. Es decir, en 10 años, la categoría experimentó un alza de 111,1%, que se traduce en 20 litros más que en 2008.

Otras de las categorías que experimentó un incremento en el consumo en la última década fue la de néctares y jugos, que de los 16 litros anuales que se consumían en 2008, pasó a 25 litros el año pasado.

Aunque comparando aguas y jugos y néctares, esta última categoría estaría experimentando un retroceso en el último tiempo, debido precisamente a un interés de los consumidores por productos con menos azúcar y más naturales, lo que a su vez explicaría el despegue de las aguas. De hecho, esa fue una de las explicaciones que Embotelladora Andina entregó durante su conferencia con analistas tras los resultados del segundo trimestre de este año.

Misma razón que está presionando a la baja el consumo de gaseosas con azúcar, y que se refleja en el desempeño de la categoría en general: hoy los chilenos toman cuatro litros menos de bebidas carbonatadas que hace 10 años, pasando de 120 litros per cápita al año a 116 litros en 2018.

En términos porcentuales, los productos que más incrementan su consumo son las bebidas funcionales, que agrupa a las bebidas energéticas y para deportistas, además de tés y cafés fríos. El alza en el consumo de este tipo de productos pasó de un litro per cápita a 5 litros, lo que representa un alza de 400%.

Con alcohol

El portafolio de productos con alcohol se ha mantenido más bien sin variaciones. Tanto la categoría de vinos como la de espirituosos mantuvieron estable su consumo en los últimos 10 años. En el caso de espirituosos, mantuvo los 4 litros per cápita de ingesta, mientras que el vino se situó en los 14 litros por persona al año.

Al respecto, desde la Asociación de Vinos de Chile comentaron que como gremio “debemos seguir trabajando por atraer nuevos consumidores, logrando el consumo cotidiano y moderado. De la mano de eso, potenciar la línea más premium. Hace unos años iniciamos nuestra campaña Nos Gusta el Vino, gracias a la cual logramos aumentar desde 12 litros per capita hasta 15 litros el consumo de vino anual, pero siempre con un mensaje de tomar vino con moderación”.

La cerveza fue la única categoría que creció entre 2008 y 2018, pasando de 36 litro a 44 litros. Aunque algunos de los países vecinos nos superan: mientras en Argentina se consumen 46 litros, en Colombia son 48 litros. Todos muy por lejos de Estados Unidos, con 70 litros per cápita.

A pesar de ello, la industria local promete competencia, principalmente con ampliación de la planta cervecera de AB Inbev en Quilicura, la que debería estar operativa en octubre próximo. La nueva infraestructura le permitirá a la firma triplicar su producción de cerveza, llegando a 3,3 millones de hectolitros e ir a pelear participación de mercado con CCU. Actualmente, de las tres marcas más vendidas de cerveza en Chile, dos son de CCU y una de AB Inbev, según datos de Euromonitor a 2018.

Multicategorías

Dados los cambios en el comportamiento de consumo de las distintas categorías de bebestibles, las principales marcas, tanto en el mundo como en Chile, están apostando por la multicategoría. El CEO de Coca-Cola James Quincey indicó en febrero de este años que la apuesta era abarcar todas las ocasiones de consumo. Prueba de ellos fue la adquisición Costa, marca inglesa de café.

En tanto, en Chile, las embotelladoras del sistema -Andina y Embonor- han suscrito acuerdos con Diageo, para la distribución de licores, y recientemente con Cooperativa Agrícola y Pisquera Elqui y Viña Francisco de Aguirre S.A, para la distribución de diversas marcas de pisco.

Fuente: Pulso (10/09/2019)
SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B