PHAROL SUMA CUATRO FARMACIAS INDEPENDIENTES A SU PLATAFORMA Y EVALÚA EXPANSIÓN A COLOMBIA Y MÉXICO

Marketplace contará en marzo con seis marcas que incluyen a las actuales Farmacias Ahumada y JVF. Además, analiza las oportunidades que abre el impulso del Gobierno a la oferta por canales digitales.

¿Qué es la inteligencia de mercado?  – Diseña tu propio estudio – Cotiza tu estudio

El reciente informe de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) sobre el mercado de medicamentos que recomendó profundizar las ventas online de estos productos y el compromiso del gobierno de fortalecer este canal con la oferta de fármacos de bajo costo a través de Cenabast, están sentando las bases para una progresiva expansión del e-commerce en este sector. Un escenario que Pharol -marketplace especializado en salud lanzado en 2017- está aprovechando con el cierre de acuerdos con nuevas farmacias, concretamente con cuatro firmas de las regiones Metropolitana y de O´Higgins, cuya oferta estará disponible en esta plataforma en marzo próximo.

“Para estas nuevas farmacias –que mantendrán su identidad en nuestro marketplace- vamos a disponibilizar toda su gama de productos, promociones y convenios, poniendo a su disposición nuestras operaciones que incluyen las modalidades de retiro en tienda y de despacho a domicilio“, señaló el CEO de la empresa Felipe Fleiderman. De esta forma, Pharol contará con un total de seis marcas que incluyen a las actuales: Farmacias Ahumada –una de las tres principales cadenas del mercado-y Farmacia JVF, ubicada en Santiago Centro.

A la fecha, la plataforma suma más de 2.500 medicamentos y unos 3.000 productos de cuidado personal, y el año pasado registró un sostenido incremento en sus operaciones hasta promediar 250 mil visitas en diciembre pasado, ocho veces más que en el mismo mes de 2018, indicó.

En este marco, los gestores de Pharol –en cuya propiedad participan la familia Fleiderman, otro accionista principal y varios socios minoritarios- impulsan un plan de levantamiento de capital que prevén concretar en el primer trimestre de este año. “Si no lo hicimos antes es porque todavía había un aprendizaje que debíamos asumir y que ya tenemos. Ahora nos sentimos preparados para recibir un aporte de un socio estratégico que esperamos tenga también una mirada complementaria. Estamos creciendo a muy buen ritmo y queremos meter más velocidad a los desarrollos en los que estamos”, explica.

Junto con fortalecer las operaciones locales –“asegurando a los clientes que comprarán un medicamento a través de un canal que cuenta con la capacidad necesaria de dispensarlo a donde ellos quieran retirarlo”, Fleiderman indicó que también se encuentran analizando una futura expansión a otros países de la región.

“Si bien nuestro foco principal son las necesidades que existen en Chile, estamos en conversaciones muy avanzadas para abrir operaciones en otros mercados, principalmente Colombia y en México, para lo cual ya empezamos a trabajar en paralelo”, indicó.

En el país, las perspectivas de la empresa se activaron con el plan del gobierno para aumentar el acceso de las personas a remedios de menor costo, uno de cuyos ejes es la ley que permite a Cenabast la intermediación de medicamentos a las farmacias promulgada la semana pasada. 

“Consideramos que es una muy buena medida que vemos con muy buenos ojos porque va en línea con lo que hemos postulado hace tiempo para el mercado online. Nosotros estamos absolutamente disponibles, entendiendo que éste no es un e-commerce cualquiera, sino uno de nicho que debe cumplir con la normativa ya que está en juego la salud de las personas”, indicó Fleiderman, socio fundador de Pharol cuya propuesta de modelo de negocios ha sido posicionarse como la primera farmacia con despacho online y retiro en tienda del país.

-¿Cuáles son las oportunidades que ven en la participación en un futuro e-commerce de medicamentos basado en el poder comprador de Cenabast?

Nosotros fuimos cumpliendo distintos hitos, y dado ese conocimiento y experiencia, estamos convencidos de que podemos ser una alternativa para, al menos, colaborar con Cenabast. Ya que están en la definición de qué es lo que se quiere hacer, creemos que ahora hay que aterrizarlo y resolver varios temas.

-¿Qué aspectos es necesario despejar?

Por un lado, hay que entender que hasta hoy Cenabast ha sido un intermediador para el sector público, y si empieza a ser también un intermediador para el sector privado ¿va a tener la capacidad de compra de todas las unidades que se consumen en las dos áreas? Creo que se va requerir de la ayuda de la industria sí o sí, y que, finalmente, el sector privado va a seguir siendo un complemento. Sin duda, las farmacias se van a sumar a una propuesta como esta.

-¿Cómo debería operar ese sistema?

Aquí hay que hacer un acuerdo público-privado donde Cenabast puede intermediar a las farmacias trabajando en conjunto. Finalmente, las farmacias que hoy existen en el mercado pueden terminar siendo su brazo articulado desde el punto de vista de conectar con los pacientes, por ejemplo, a través de una plataforma digital a través del cual éstos consulten dónde está el producto –que debe ser lo primero, antes que el precio- y luego tengan la posibilidad de elegir entre retirar el producto en la farmacia o que se lo despachen a domicilio, lo cual es un servicio aparte que tiene un valor.

-¿De qué forma debe abordarse ese costo?

Existen costos de logística que no estamos viendo. Un medicamento no debiera ser transportado por cualquier empresa, sino que por aquellas especializadas en transporte y dispensación y que, al menos cuenten, con las herramientas y conocimientos básicos para trasladar estos productos.

-¿Qué opinión tiene de puntos del Plan Nacional de Medicamentos que buscan potenciar las importaciones directas de medicamentos por las personas a través de Cenabast?

La eventualidad de que Cenabast se transforme en el único actor a través de un canal digital que dispense medicamentos, sería un error. Las farmacias son necesarias; en su concepto más original son un centro de salud al cual los pacientes van no solamente a transaccionar -que es lo que hoy está sucediendo, sino que también ofrecen orientación respecto de los tratamientos que están siguiendo. Los químico-farmacéuticos tienen un conocimiento que se debe aprovechar.

-¿Que riesgos advierte en las importaciones directas?

Hoy todos los medicamentos que se comercializan en Chile cuentan con el registro y fiscalización del Instituto de Salud Pública. Si mañana alguien importa medicamentos en los que, por ejemplo, se rompió la cadena frío o no llegaron en las condiciones necesarias ¿a quién van recurrir los pacientes para hacer su reclamo? Por lo mismo, hoy existen autoridades que velan por que los medicamentos que se comercializan en Chile cuenten con las debidas garantías.

Fuente: Diario Financiero (07/01/2020). Fotografía: Rodolfo Jara
SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B