NUEVA LICITACIÓN DE LA PORTABILIDAD NUMÉRICA INCLUYE CAMBIO QUE ACTIVARÁ COMPETENCIA EN EL SEGMENTO HOGAR

Según las bases del concurso al que llegaron tres postulantes, a partir de octubre el formulario para portar un número de una compañía a otra, incluirá también otros servicios fijos.

¿Qué es la inteligencia de mercado?  – Diseña tu propio estudio – Cotiza tu estudio

La industria de las telecomunicaciones está ad portas de experimentar un cambio que podría desencadenar la carrera por los servicios fijos. En diciembre, la Subtel aprobó las bases de licitación del Organismo Administrador de la Portabilidad (OAP) numérica, el que desde que empezó a funcionar en 2012 desató una fuerte competencia en el segmento de los celulares.

Cada cinco años, el gobierno lanza un concurso para renovar el contrato de la empresa que desempeñará estas funciones, donde el actual acuerdo termina en octubre de 2020. La carrera ya comenzó y tres empresas presentaron ofertas técnicas. El siguiente paso será la apertura de ofertas económicas, el 24 de enero, para dar a conocer al ganador el 3 de febrero.

Sin embargo, quien se adjudique el concurso tendrá nuevas funciones, ya que el Comité de Portabilidad, integrado por VTR, Entel, Claro, GTD, Movistar, Wom y Virgin, acordó proponer a la autoridad incluir dentro del mismo formulario donde una persona pide portar sus servicios de una de estas compañías a otras, la opción de comunicar el fin de sus servicios de internet banda ancha y televisión de pago a la compañía respectiva.

El asesor del Comité de Portabilidad de G&A Consultores, Roberto Gurovich, explicó que se incluyó esta opción para facilitar la comunicación entre los clientes y la empresa, sin embargo, ésta última puede reclamar su derecho de que el abonado deba asistir a la sede para terminar el contrato.

“La ley no obliga a hacer portabilidad en otras servicios. El beneficio que entrega esto es que a partir de octubre aumentará el segmento de personas ‘incobrables’ en el sector”, sostiene Grurovich. 

Así, se da un paso relevante para hacer operativa la denominada “portabilidad total”, que busca disminuir las barreras de salida que tienen los usuarios de estos servicios, favoreciendo la competencia.

“Este archivo contiene la información de los servicios asociados a un número telefónico fijo mediante una paquetización (aquellos servicios que se definan en la norma correspondiente, por ejemplo, servicios de Banda Ancha y/o Televisión), de los cuales el cliente expresó y registró su voluntad de dar de baja al momento de solicitar la portabilidad numérica”, dicen en las bases del concurso de la empresa que administrará todo el sistema, que tienen 195 páginas.

Se espera que esto active la competencia en los segmentos de servicios fijos, donde la tasa de “mudanza” es menor respecto de lo que se registra en servicios móviles. En base a cálculos con cifras de Subtel, en los últimos ocho años –período en que comenzó a operar la portabilidad numérica-, la tasa de cambios en el segmento móvil es tres veces mayor a la del fijo.

En periodos cortos de tiempo, la diferencia de la tasa puede ser hasta cinco mayor. A  septiembre, por ejemplo, en el negocio fijo se portaron 5.219 clientes, mientras en el móvil fueron 246.677 personas.

El origen de la modificación

El 8 de enero de 2018 el subsecretario de Telecomunicaciones de la época, Rodrigo Ramírez, intentó apurar la implementación de la portabilidad fija total, para sumar al actual cambio del número de teléfono fijo, la facilitación del término del contrato de televisión de pago e internet fijo a través de un oficio que obligaba a la industria a ponerse de acuerdo sobre un mecanismo para concretar esto antes del 31 de enero.

Pese a que eso no ocurrió, la autoridad evidenció que existe la necesidad de fortalecer tanto la portabilidad numérica del servicio telefónico fijo, así como también el derecho de los usuarios a ejercer su voluntad de término de contrato en los demás servicios contratados a una misma empresa.

“Se instruye a incorporar en el mismo formulario de portabilidad numérica la posibilidad de que los suscriptores manifiesten su voluntad de término de contrato de los demás servicios, como lo son el de datos y/o TV pago, asegurando de esta manera el expedito ejercicio de sus derechos de término de contrato y la libre elección de los servicios de telecomunicaciones como el proveedor de su preferencia”, dice el escrito.

Sin embargo, al interior del Comité de Portabilidad había diferentes posturas sobre cómo se debía realizar este mecanismo. El principal promotor ha sido Entel, que lleva empujando desde 2017 la iniciativa, dado que está en una fuerte estrategia de despliegue de fibra óptica y tecnologías inalámbricas para crecer en los servicios hogar, donde ya tiene 5,3% de participación de mercado.

El liderazgo del segmento lo tiene VTR con 38% de la torta de abonados, seguido por Movistar (28,6%), Claro (13,6%), Grupo GTD (7,9%) y Mundo Pacífico (6,1%).

Esta línea de negocios se prevé será donde se dará la próxima batalla en la industria, pues la penetración de Internet fijo al hogar alcanza al 51,9%, en cambio, en los servicios móviles 4G es un mercado maduro porque alcanzó los 15,93 millones de accesos.

En el caso de la TV de pago el 56% de los hogares tienen este servicio, el cual disminuyó 2,5% en el tercer trimestre de 2019.

Fuente: Diario Financiero (10/01/2020)
SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B