MASISA PROYECTA CONTAR CON OCHO STARTUPS INTEGRADAS A SUS OPERACIONES ESTE AÑO

El plan busca que la compañía avance de la oferta de commodities e ingrese al sector de servicios, de la mano de las firmas tecnológicas.

¿Qué es la inteligencia de mercado?  – Diseña tu propio estudio – Cotiza tu estudio

En la búsqueda de potenciar la innovación en la industria de la construcción y evolucionar a una oferta de servicios y productos con valor agregado, en 2010 Masisa apostó por una nueva estrategia: creó Masisa Lab, un laboratorio para la incubación de ConstruTech, startups en el rubro de la construcción.

“La industria de la construcción es una de las que menor velocidad de innovación y crecimiento ha tenido. Aún tiene muchos procesos informales, poco industrializados y con tecnologías poco digitalizadas. La experiencia del usuario no es la mejor; hay sobrecostos y el impacto en el medioambiente no es controlado”, comenta el gerente de Nuevas Plataformas de Masisa, Rafael Wadnipar.

Así, el fabricante de tableros de madera y soluciones para la industria del diseño y construcción, creó la aceleradora de negocios Masisa Lab, a la que en 2015 sumó una línea de Corporate Venture Capital (CVC) para apoyar el escalamiento de los emprendimientos.

Tras obtener buenos resultados con el modelo de inversión, decidió independizar la función de financiamiento y creó Masisa Capital Venture, un nuevo “brazo” de innovación específico para invertir y acelerar a emprendimientos.

A la fecha, la empresa tiene un portafolio de 17 startups de las cuales cinco están en etapa temprana -es decir, en validación comercial o desarrollo del “mínimo producto viable” (MVP)-, y 12 en desarrollo comercial y escalamiento.

En 2020 el plan es sumar dos emprendimientos en fase inicial y tres en fase ya avanzada.

Potenciar la integración comercial

Wadnipar explica que dos startups ya se han integrado a las operaciones de Masisa y que para este año proyectan incorporar al menos seis nuevas a la oferta de la empresa.

“Queremos salirnos de la oferta de commodities y entrar en el sector servicio, de la mano de las startups. Estamos enfocados en la integración comercial de ellos con Masisa para tener una oferta de valor complementaria a nuestras soluciones”, explica el ejecutivo.

Isolcork, firma que creó revestimientos e impermeabilización en base a corcho y caucho para muros y techos, y Profábrica, que creó una plataforma de fabricación digital On Demand para profesionales del diseño, arquitectura y construcción, son las dos startups que ya son parte de los procesos de la empresa.

Además de esto, están apuntando al soft landing comercial de éstas firmas en los otros países de la región donde opera Masisa – Perú, Ecuador, Colombia, México y Estados Unidos–, lo que también incluye a las otras doce que están es escalamiento.

Respecto del financiamiento, Wadnipar señala que desde 2015 han apalancado US$ 1,8 millones, de los cuales US$ 550.000 provienen de fondos públicos y otros privados. De cara a 2020, proyectan levantar al menos US$ 500 mil en coinversión.

Por otro lado, están explorando un “acuerdo de colaboración con un venture capital de Brasil enfocado en ConstruTech, con el cual buscamos revisar startups en etapas de escalamiento y Series A para identificar opciones de colaboración y corporate venturing con ellas”, adelanta el ejecutivo.

Fuente: Diario Financiero (19/02/2020)
SCAN Inteligencia de Mercado – Clientes Incógnitos – Estudios de Mercado – Inteligencia Competitiva – Calidad de Servicio – B2B